Pacientes especiales

Hoy día, gracias a los grandes avances de diferentes ramas de la Medicina, así como la Farmacia, nos encontramos una gran cantidad de pacientes diagnosticados y medicados por diferentes patologías o condiciones médicas determinadas. Es por ello, que este tipo de pacientes, requieren unos cuidados y unas adaptaciones de los tratamientos específicas para su caso.

Por ejemplo…¿sabías que los pacientes diabéticos o los que sufren de hipertensión, son más propensos a desarrollar enfermedad periodontal? ¿y que los pacientes en pauta de anticoagulantes (el famoso “Sintrom”), ya no tienen que suspender la toma de los mismos para determinadas cirugías orales?

Son este tipo de cosas, las que pensamos que son imprescindibles para ofrecer el cuidado que nuestros pacientes merecen. Y es por esto, que dedicamos unos tiempos de forma periódica a
investigar, estudiar e informarnos de cuáles son las adaptaciones más adecuadas de nuestros tratamientos para estos pacientes conocidos como “pacientes especiales”.

Pacientes medicados

Existen diferentes fármacos que pueden tener consecuencias o efectos secundarios a nivel oral. Es común, por ejemplo, la aparición de xerostomía o “boca seca”, debido al uso de determinados antihipertensivos, antidepresivos o ansiolíticos. En estos casos, observamos patologías derivadas de aquellas xerostomías previas, como problemas periodontales, que pueden ser mejorados con el tratamiento primario de la sequedad bucal.

Hay otros fármacos, sin embargo, que limitan o modulan los tratamientos que debemos hacer en la cavidad oral de los pacientes. Ocurre, por ejemplo, en el caso de los bifosfonatos o
antirresortivos, principalmente prescritos a pacientes con osteoporosis, y cuya acción nos influye de forma severa a la hora de realizar cirugías orales.

Estos son sólo algunos ejemplos, aunque existen muchos más, y nos sirven para ilustrar cuán importante pensamos que es conocer a nuestros pacientes.

Pacientes oncológicos

Son comunes los problemas derivados de la xerostomía (sequedad bucal) producida por los tratamientos del cáncer. Puede aumentar la incidencia de caries, aparecer determinadas infecciones orales, limitaciones de la apertura bucal, o la presencia de mucositis, en la cual se producen llagas y molestias en el interior de la cavidad oral.

Es por esto, que consideramos clave la prevención y tratamiento de estos problemas en el antes, durante y después del tratamiento del cáncer.

Pacientes con discapacidad

Es importante para nosotros entender y practicar la filosofía de “todos somos distintos, pero todos tenemos los mismos derechos”. Y por ello, pensamos que es vital adaptar de forma
particular e individualizada los tratamientos.

Aquellos pacientes con una discapacidad física, psicomotriz o intelectual, podrán gozar de un tratamiento adaptado a sus necesidades, para poder ofrecer la mejor solución a sus problemas de salud bucodental.